Menu
Abrir

La idea y los principios

 

La Idea

Banca Ética nace para poner en práctica la idea de un banco colaborador como punto de encuentro entre los ahorradores que comparten la exigencia de una más que consciente y responsable gestión de su dinero y la iniciativa socio-económica que se inspira en los principios de un modelo de desarrollo humano y social sostenible.

La Banca se propone gestionar las reservas financieras de familias, mujeres, hombres, organizaciones, sociedades colectivas, en pleno respeto con la dignidad humana y con el ambiente.

En este contexto, Banca Ética desarrolla una función educativa respecto a los ahorradores y a los beneficiarios del crédito, responsabilizando al primero a conocer el destino y la modalidad de uso de su dinero y estimulando al segundo a desarrollar con responsabilidad proyectiva su autonomía y capacidad empresarial.

La acción de Banca Ética no está dirigida a rechazar las reglas fundamentales de las finanzas tradicionales, pero aspira más bien a reformar los valores sobre los cuales se fundan las finanzas.

LOS PRINCIPIOS

Los principios que han llevado a la creación de Banca Ética, y que diferencian y caracterizan su actividad cotidiana, son recogidos en el artículo 5 de los Estatutos:

La Sociedad se inspira en los siguientes principios de las Finanzas Éticas:

-Las finanzas éticamente orientadas son sensibles a las consecuencias no económicas de las acciones económicas;

-el crédito, en todas sus formas, es un derecho humano;

-la eficiencia y la sobriedad son componentes de la responsabilidad ética;

-el beneficio obtenido de la posesión e intercambio de dinero debe ser consecuencia de la actividad orientada al bien común y debe ser equitativamente distribuido entre todos los sujetos que intervienen a su realización;

-la máxima transparencia de todas las operaciones es un requisito fundamental de cualquier actividad de finanzas éticas;

-favorecer la participación en la toma de decisiones de la empresa, no sólo a los Socios, sino también a los ahorradores.

-la institución que acepta los principios de las Finanzas Éticas orienta con tales criterios toda su actividad.